La barba está más de moda que nunca.

Y lo mejor de todo es que la variedad de estilos y formatos es muy grande. Tenemos desde barbas rasuradas que dan la apariencia de llevar 3 días sin afeitarse hasta barbas pobladas y frondosas que lucen los más atrevidos.

Pero hoy hablaré solo de una de ellas y su cuidado. Quiero explicarte cómo cuidar una barba larga desde el primer momento para que esté sana, impresione y la disfrutes cada día.

Son las más difíciles de conseguir y mantener. Y si alguna vez has pensado que esa barba de 2 o 3 centímetros de largo que luces en la actualidad nunca crecerá más… es porque todavía no has leído este artículo 😉

Vamos allá.

Cómo conseguir que tu barba supere los 5 centímetros de largo

En esto, como en todo, influye mucho la genética. Por eso no todo el mundo cuenta con el mismo tipo de barba. Aunque también es cierto que, una barba que a priori no puede crecer con suficiente abundancia y largo consistente, gracias a los cuidados cosméticos concienzudos puede llegar a crecer mucho más de lo que pensamos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que una barba larga debe contar, al menos, con una longitud de 5 o más centímetros medidos desde el mentón. ¿Por qué digo esto? Pues porque si el tamaño es más corto en la zona de las mejillas y las patillas ese degradado puede proporcionar un resultado verdaderamente interesante.

Si quieres tener una barba larga, de más de 5 centímetros, deberás armarte de paciencia. Te digo esto porque si optas por dejarte crecer la barba, tienes que en cuenta que de la noche a la mañana no tendrás la cara poblada de largos pelos.

Aunque la velocidad de crecimiento del pelo depende de muchos factores (edad, color, genética, estado de salud,…), con total seguridad tendrás que esperar como mínimo 3 meses para empezar a notar ciertos resultados. Y por mucho que te digan que afeitándote más a menudo el pelo crece más rápido, esto no es así.

Por lo tanto, si tu objetivo es lucir una barba muy larga, debes aguardar como mínimo 3 meses para empezar a darle la forma que te guste mediante recortes selectivos.

¿Cuáles son los mejores cuidados para tu barba?

Si estás planteándote la posibilidad de dejarte crecer la barba hasta límites insospechados, ya hemos visto que necesitarás bastante tiempo. Esto significa que tienes suficiente tiempo para reflexionar sobre la forma que tendrá.

No obstante, debes analizar también la fisonomía de tu cara, pues un determinado tipo de cara puede desaconsejar algunos estilos de barba menos favorecedores.

Por eso no está de más que de vez en cuando le hagas una visita al barbero, que te aconsejará cuál es el estilo que mejor te queda y te hará algunas sesiones de “mantenimiento” y desbroce profesional.

Junto al recurso al barbero, también tienes que tener en cuenta que hay ciertas costumbres que favorecerán el crecimiento de una barba larga y frondosa. Básicamente estos cuidados se resumen en 3 palabras: lavado, hidratación y peinado.

1. Lavado de la barba

Mucha gente se olvida de que la barba es una gran fuente de acumulación de bacterias. Por sus propias características, la barba sufre mucho con la contaminación medioambiental, con los restos de comida que se pueden depositar en ella, con el humo del tabaco y con la falta de higiene en general.

No podrás lucir una barba bonita y cuidada si no la lavas una vez al día. Y además, dicho lavado, se debe efectuar con un champú específico para barba, como nuestro Hey Joe! Beard Shampoo Nº 1.

Este champú está pensado para limpiar las zonas de la barba y el bigote con más tendencia a ensuciarse. De hecho, el uso de este tipo de champús suele contribuir eficazmente a un mejor crecimiento de la barba, ya que se nutre e hidrata mejor el vello respetando los aceites naturales y fortaleciendo un desarrollo más vigoroso.

champu-barba

2. Hidratación de la barba

Tan importante como la higiene de la barba es la hidratación de la misma. Al hidratar la barba no solo se está fortaleciendo y nutriendo el pelo, sino que también se está tratando la piel que hay debajo de la barba (la gran olvidada de los barbudos).

En Hey Joe! puedes encontrar multitud de aceites compuestos específicamente para hidratar todo tipo de barbas. Tanto si tienes la piel sensible como si además quieres perfumar la barba con una fragancia única e inconfundible, el aceite para barba es la mejor solución.

La aplicación es muy sencilla, ya que basta con extender por las manos 4 o 5 gotas de aceite para luego masajear todo el largo del pelo así como la piel que se halla debajo, justo donde nacen los folículos. Verás cómo en pocos días tu barba se muestra más saludable y tienes menos descamaciones cutáneas.

3. Peinado de la barba

Aunque las primeras semanas no será necesario, ya que el pelo todavía no ha crecido lo suficiente, en cuanto la longitud tome consistencia hay que empezar a peinar toda la extensión de la barba.

Ya sé que mucha gente piensa que para darle un toque más salvaje a la barba lo mejor es dejarla descuidada, pero esa actitud tan solo te servirá para parecer un “guarrete” que pasa de lucir una barba esponjosa y suave.

El cepillado está pensado para desenredar los pelos más rebeldes y eliminar nudos, evitando también que las puntas se rompan.

En Hey Joe te recomendamos el cepillo Dessata Beard Brush, que a la vez que desenreda la barba también masajea la piel debajo de la misma.

cepillo-cuidar-barba

¡A cuidar esa barba larga!

Con estos 3 consejos y teniendo en cuenta todas las advertencias que te he dado… ¡estás listo para dejar crecer y cuidar tu barba larga!

Ármate de paciencia, cuídala con cariño y te aseguro que en unos meses verás un resultado que atraerá más de una mirada 🙂