¿Con barba o afeitado? Esa es la cuestión

barba-o-afeitado

Seguro que alguna vez te has planteado esta pregunta: ¿estoy mejor con barba o afeitado? Pues depende. ¿De qué? De la forma de tu rostro, del estilo que vaya mejor con tu personalidad y de las ganas que tengas de estar arreglándote por las mañanas. Te damos todos los pros y contras de ambos casos para que puedas decidirte.

¿Barba sí o no? Pros y contras en ambas situaciones

La barba: estilo y cuidado diario

¿Es un mito que los hombres con barba resultan más atractivos? Pues, en función del caso, puede ser verdad o no. En muchas ocasiones (como en el caso de los calvos), llevar barba, aunque sea muy corta, resulta más llamativo que un rasurado total.

Además, lo bueno que tiene la barba es su versatilidad, ya que te da la opción de probar con diferentes longitudes y tipos de recorte. Sin embargo, no todos los estilos le quedan bien a todos los hombres, por lo que hay que dar con el adecuado.

¿Barba sí o no? Depende: si quieres estilo versátil, mejor barba; si prefieres comodidad y frescura en el rostro, mejor rasurado.

¿Y qué decir de la protección del frío? Las barbas medianas y largas son fantásticas para el frío del invierno y para proteger el rostro del sol en verano. De hecho, después de meterte en la piscina o la playa puedes estar un buen rato más fresquitogracias a que has optado por la barba en lugar de ir afeitado.

Pero… Siempre hay un pero. Aunque la barba puede ser muy seductora en algunos casos, sí es cierto que requiere bastantes cuidados para que se vea limpia y elegante. Productos como el champú, el acondicionador o el cepillo especial para barba son fundamentales para que mantenerla estilo dandi.

Por otra parte, controlar el delineado del cuello y de las mejillas también resulta básico para no dar un aspecto desaliñado. Y, por supuesto, en función del largo también es preciso recortarla cada cierto tiempo en la barbería.

Rasurado: rapidez y expresión

¿Prefieres el estilo afeitado a la barba? Pues perfecto, porque también puede quedar fenomenal en muchos casos. De hecho, alguna de sus principales ventajas es que aporta una gran expresividad al rostro, ya que los gestos no quedan “detrás” del vello facial y se notan mucho más. ¡Y qué rápido se arregla uno cuando se afeita! Con pasarse la cuchilla cada dos días, estás listo para salir.

Lo que lleva a muchos hombres que se plantean el dilema de “barba sí o no” a optar por el rasurado es que en la ducha no tienen que usar ni champú ni acondicionador. Con pasarse jabón por la cara tienen más que suficiente.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con la forma en la que te rasuras la piel, ya que hacerlo de forma incorrecta puede derivar en problemas como la dermatitis o acné. En realidad, en casos de pieles muy sensibles puede llegar a ser incluso contraproducente.

Como ves, en el debate barba o afeitado ambas opciones tienen sus pros y sus contras. ¿Cuál eliges? En cualquiera de los casos, suscríbete a nuestra newsletter y estarás a la última sobre cómo cuidar tu vello facial para estar siempre elegante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hey!
Estamos aquí por si tu barba, tu bigote o tu pelo necesitan ayuda. Te atendemos por WhatsApp de lunes a viernes de 7:00 a 15:00 h.
Powered by